INFORME DE LOS ENSAYOS REALIZADOS EN LA MUNICIPALIDAD

DE EL NEGRITO, YORO (HONDURAS). ABRIL DE 2008

 

             Se realizan ensayos in situ para la determinación de amoniaco disuelto por colorimetría con reactivo Nessler comparándolo visualmente con fotografías de patrones de 0,6  1,5  y 3 mg/l de N-NH3.

 La presencia de amoniaco es un indicador de contaminación fecal, por otra parte, las aguas tratadas con cloro gas o con hipoclorito sódico, dan lugar a unos compuestos llamados cloraminas que confieren al agua un sabor desagradable.

                                           

En ninguna de las fuentes ensayadas, se han detectado concentraciones apreciables de amoniaco por el método utilizado, es decir, todos los resultados han sido inferiores a 0,6 mg de N-NH3/l., lo cual quiere decir que en ese momento, con una climatología seca y estable, las muestras analizadas no presentaban una contaminación fecal significativa y eran susceptibles de ser tratadas con cloro.

 Se realizan ensayos in situ para la determinación de la concentración de cloro libre residual con un medidor marca HANNA modelo HI93701 Rango 0,00/250 mg/l de cloro libre que utiliza reactivo de la misma marca código HI93701-0

En tres puntos de consumo, se hicieron ensayos de cuatro muestras procedentes de cuatro puntos de abastecimiento diferentes. Salvo en la muestra tomada en el Centro Técnico San Ignacio, que se abastece de la fuente El Píjol que nos dio una concentración de 0,45 mg Cl2/l. Las otras tres muestras, Barrio El Salitre que se abastece de la quebrada de El Dorado, 0,08mg/l., Centro Nutricional que se suministra de Las Brisas y de Tutumbla, 0,05 mg/l. en las dos muestras, contienen unas concentraciones de cloro residual tan bajas, que a falta de otros datos nos hacen dudar de la eficacia del tratamiento.